¿Qué sabemos sobre el virus que causa la pandemia COVID-19?

En esta entrada voy a intentar resumir cuáles son las informaciones más relevantes a cerca del virus causante de la pandemia COVID-19 que mantiene en confinamiento a toda España desde el pasado 14 de marzo según el RD por el que se declaraba el estado de Alarma en nuestro país, y a un tercio de la población mundial, un hecho sin precedentes y que nos recuerda que hace más de 100 años en 1918 y 1919, nuestros antepasados vivieron una situación muy similar: la Gripe Española que afectó a más de un tercio de la población mundial y acabó con la vida de más de 50 millones de personas. Se la conoce como gripe española porque el resto de países no notificaban las muertes por el virus para no desanimar a las tropas que estaban luchando en plena I Guerra Mundial

¿Cómo es el virus que está causando esta pandemia?

En realidad su nombre no es COVID-19, sino es SARS-CoV-2, como ya sabéis apareció en la región de Wuhan (China) donde causó los primeros casos de neumonía. Se aisló el patógeno, se estudió su origen filogenético y se clasificó con un nuevo tipo de virus del género Betacoronavirus. Se trata de un tipo de virus cuyo genoma es ARN de cadena simple y con estructura helicoidal, con una cápsida proteica y envoltura lipídica dónde se sitúan tres tipos de proteínas: la proteína M de la membrana, la proteína E que se encarga del ensamblaje y la proteína S en las espinas (del inglés spike) que se encarga de facilitar la entrada del virus en la célula huésped. Éstas últimas forman unas estructuras visibles en las microfotografías electrónicas que sobresalen de la envoltura dando lugar a ese aspecto de corona por el que reciben su nombre. Las proteínas S se unen a receptores celulares: ACE-2 (enzima convertidora de angiotensina 2) que se encuentran localizados en muchas células de nuestro organismo, incluidas las células de la mucosa respiratoria. Su genoma es muy estable, se han detectado pocas mutaciones  y de momento dichas mutaciones no han producido una cepa más letal.

La proteína ACE2 tiene un papel fundamental en la producción de angiotensina, una molécula que controla la presión sanguínea. Esta proteína se expresa en los pulmones, el corazón, los riñones y los intestinos, y su falta provoca enfermedades cardiovasculares.

https://www.researchgate.net/figure/Schematic-diagram-of-the-SARS-coronavirus-structure-reproduced-from-ref-20The-viral_fig2_8149726

Aquí tenéis un album de fotografías del Coronavirus del NIAID (National Institute of Allergy and Infectious Diseases), del NIH en Estados Unidos

Novel Coronavirus SARS-CoV-2

¿Cómo actúa el virus?

Ya sabéis que como todos los virus, es un parásito obligado, necesita introducirse en una célula huésped y utilizar la maquinaria celular para reproducirse y formar nuevos virus. Este es el ciclo vital del virus, como veis, siguiendo el ciclo lítico con sus cinco fases: adsorción, penetración, replicación del genoma vírico, ensamblaje de nuevos virus (incluyendo el retículo endoplasmático y el aparato de Golgi, al ser un virus con membrana) y lisis celular:

Como consecuencia de su ciclo vital, causa la enfermedad denominada COVID-19, las nuevas partículas víricas pueden moverse en microgotas de saliva que expulsamos al toser, estornudar, que se quedan adheridas en las manos y que pueden contaminar la ropa o  distintas superficies, éstas serían las principales vías de contagio. De momento y que se sepa los datos indican que no se transmite por vía uterina en el caso de pacientes embarazadas y tampoco a través de la leche materna. El virus puede permanecer activo durante horas o días según el tipo de superficie. Además sabemos que los virus se inactivan en presencia de etanol, hipoclorito de sodio y jabón. Por eso se emplean disoluciones de alcohol y lejía para desinfectar superficies, edificios, etc. y por eso la recomendación de lavarnos de manera cuidadosa las manos con jabón. Recordad que el jabón tiene efecto detergente al ser anfipático y puede romper membranas, el virus sin la envoltura lipídica se inactiva.

https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20200309/coronavirus-por-que-es-tan-importante-lavarse-las-manos-7881370

Al introducirse dentro de las células provoca una respuesta inmune de nuestro organismo, que en condiciones normales acabará con la infección con apenas sintomatología. Pero en algunos casos, sobre todo si se trata de personas con patologías previas, es la propia respuesta inmune del organismo la que provoca una inflamación de los alveólos pulmonares que se llenan de fluido que puede ser un caldo de cultivo para sobreinfecciones bacterianas. Esto causa una neumonía que puede llegar a comprometer la función pulmonar, si se produce un daño permanente en los alveólos y se forma una especie de costra o fibrosis pulmonar que puede afectar de manera permanente al pulmón. De ahí que muchos pacientes requieran de ventilación externa para garantizar la función pulmonar mientras cesa la respuesta inflamatoria y la infección.

Primera imagen del SARSCoV2 anclado a los cilios de las células epiteliales respiratorias en un paciente de COVIDー19 @inserm Institut national de la santé et de la recherche médicale.

La respuesta inmune de nuestro organismo incluye varias vías como veremos en el tema de inmunología, os adelanto ya que dicha respuesta inmune es la humoral, con producción de anticuerpos que son proteínas que reconocen específicamente al virus y lo neutralizan. Pero también se produce la respuesta inmune celular, con producción de células T citotóxicas (un tipo de linfocitos) que reconocen células infectadas por virus y las eliminan.

¿Cómo se detecta?

Además de la sintomatología, que permite diferenciar otro tipo de dolencias similares, tipo catarro o gripe, y que se realiza en los cribados médicos realizados a distancia o en los centros hospitalarios, los test que se están empleando para saber si una persona está infectada o no con el virus SARS-Cov-2 utilizan una técnica que ya hemos estudiado la PCR (reacción en cadena de la polimerasa) para detectar la presencia del material genético viral. Para ello se toman muestras de la garganta y nariz del paciente y antes de hacerlo pasar por la PCR se utiliza una transcriptasa inversa que hace copias del ARN viral pasándolo a lenguaje de ADN y amplificando este ADN obtenido con la PCR, se buscan secuencias víricas mediante sondas que emiten color. Así cuanta mayor carga viral, más ARN viral hay en la muestra, más ADN viral y mayor será la señal detectada.

¿Se encontrará la cura para el COVID-19?

Se están probando diversos fármacos que podrían actuar como antivirales, muchos de ellos son inhibidores de la actividad enzimática del virus. Por ejemplo se pueden emplear inhibidores de la transcriptasa inversa como el Remdesivir. También se pueden utilizar sustancias que impidan la entrada del virus a la célula como la cloroquina que impide la endocitosis del virus al interior celular. De momento están todos en fase experimental.

Además se pueden emplear dos tipos de inmunoterapias que sabemos que son muy eficientes en el tratamiento de enfermedades infecciosas: una es la sueroterapia que consiste en la obtención de suero a partir de pacientes que han superado la enfermedad y que contienen anticuerpos específicos contra el virus, dichos anticuerpos podrían reforzar la respuesta inmune de personas cuyo sistema inmunitario no está siendo capaz de superar la enfermedad, se puede combinar con otro tipo de fármacos. Ya se demostró en el brote de Ébola la eficiencia de dicho tratamiento.

Pero si hay una terapia que lleva más de dos siglos demostrando su eficacia contra las enfermedades infecciosas y salvando vidas son las vacunas; es el otro tipo de inmunoterapia además de los sueros. Si se inyecta un suero procedente de otra persona las propias defensas de tu organismo no generan inmunidad, permanecen debilitadas por lo que podría producirse una posterior infección, ya que se proporciona lo que se conoce como inmunidad pasiva. Las vacunas, sin embargo, permiten fortalecer al sistema inmune, generando inmunidad activa, permitiendo que se recuerde la forma de acabar con el patógeno sin padecer la enfermedad. Se están intentando producir de distintas maneras pero, en lo esencial, una vacuna consiste en introducir un fragmento del virus o el propio virus debilitado, de tal manera que, sin producir la enfermedad, se genere la suficiente respuesta inmune para que en el caso de ponerse en contacto con el patógeno se pueda acabar con él sin mostrar síntomas de enfermedad. Trabajaremos ampliamente estos contenidos en el tema de inmunología

Ya os he hablado muchas veces de la situación de la Ciencia en nuestro país, sin recursos no hay investigación, sin investigación es imposible generar progreso, ni garantizar el bienestar de todos y de todas. Tenemos la mejor de la atención sanitaria porque contamos con grandes profesionales, pero necesitan recursos. Hay, además, grandes científicos y científicas en nuestro país, formados y preparados para investigar, para encontrar una cura, una vacuna, solo necesitan recursos. Un país no investiga porque es rico, es rico porque investiga.

¿Y nosotr@s que podemos hacer?

Podemos mientras tanto adoptar medidas preventivas de higiene y contacto social, pensemos que se trata de una cuestión que va más allá de la salud personal, se trata de una cuestión de salud pública. Se trata de evitar el colapso de nuestro sistema sanitario, en definitiva, de salvar cuántas vidas sea posible y para ello, lavarnos las manos de manera habitual, hacer caso de las indicaciones de las autoridades gubernamentales y sanitarias es suficiente, y quedarnos en casa, pensad que al hacerlo estamos salvando vidas. Es tiempo de solidaridad y de ayudar al que no puede. Ánimo. Todo irá bien. Mientras tanto os echo de menos un montón.

Más información

Os dejo unos enlaces por si os apetece ampliar un poco toda esta información:

https://elpais.com/ciencia/2020-03-21/1918-la-otra-gran-epidemia-que-no-nos-tomamos-en-serio.html

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/gripe-espanola-primera-pandemia-global_12836

https://elpais.com/ciencia/2020-03-04/cientificos-chinos-desvelan-la-puerta-de-entrada-del-coronavirus-a-las-celulas-humanas.html

¿Cómo explicar el diagnóstico de coronavirus por RT-PCR con piezas de TENTE?

https://www.csic.es/es/actualidad-del-csic/cientificos-del-csic-trabajan-en-una-vacuna-para-el-coronavirus-partir-del-virus

https://theconversation.com/antivirales-y-vacunas-la-ayuda-para-frenar-al-coronavirus-esta-en-camino-134361

https://microbioun.blogspot.com/p/coronavirus.html

 

Y aquí un par de vídeos

En este se muestra una animación con el mecanismo de acción del virus, está en inglés pero se entiende bastante bien

Y este en clave de humor viene a resumir gran parte de la información que os he contado en esta entrada

2 comentarios sobre “¿Qué sabemos sobre el virus que causa la pandemia COVID-19?

    1. Pues las recomendaciones habrá que dejarlas para los expertos. Es una enfermedad nueva que ha planteado una crisis sanitaria y socioeconómica sin precedentes. No me corresponde a mí sentar cátedra ni aconsejar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s